lunes, 25 de julio de 2011

Cómo abatir el freno de la perfección

“La búsqueda de la perfección absoluta nos paraliza y nos aleja de la oportunidad de alcanzar las metas que sí son posibles.”
Ricardo Homs

Entre las cosas que he aprendido durante mi vida como emprendedor y sirviendo a mis clientes durante los procesos de emprender un negocio o simplemente para ayudarles a mejorar, me he encontrado con algo muy importante:  “Es más importante el progreso que la perfección.”
Son incontables las veces que he escuchado a clientes o colaboradores que se quejan por no comenzar con su negocio porque no tienen el dinero para hacerlo para que sea “PERFECTO”.  Cuando comienzo a indagar cuál es su concepto “CREADO Y FANTÁSTICO DE PERFECTO” me doy cuenta que creen que necesitan un montón de cosas para comenzar, como 3 mil metros cuadrados, 500 sucursales, 18 variedades del mismo producto, un edificio corporativo, un salón tipo auditorio, presupuesto suficiente para tener espectaculares y anuncios de TV, entre muchos otros. Estos conceptos son falsos porque pierden de vista la historia que vivieron las otras compañías para estar como están al día de hoy.

Wikipedia describe esta situación de parálisis por el perfeccionismo de la siguiente forma “la formanegativa del perfeccionismo puede tomar la forma de procrastinación cuando se emplea para posponer tareas “No puedo empezar el trabajo hasta que no sepa la manera ‘correcta’ de hacerlo”, y el desprecio de uno mismo cuando se usa para excusar un mal rendimiento o para buscar la comprensión y refuerzo de otras personas “No puedo creer que no sepa alcanzar mis objetivos. Debo de ser idiota; si no, ¿cómo puedo ser incapaz de hacer esto?”
En el ámbito laboral, el perfeccionismo a menudo viene acompañado de baja productividad, dado que se pierde tiempo y energía en los detalles irrelevantes de las tareas o actividades diarias, lo que puede llevar a la depresión, la antipatía de los compañeros y un mayor riesgo de accidentes.”
¿Qué podemos hacer para salir de este bache?
Comencemos por conocer e
specíficamente lo que la palabra perfecto significa. D, de acuerdo con el diccionario de la Real Academia de la Llengua es:
1. adj. Que tiene el mayor grado posible de bondad o excelencia en su línea.
2. adj. Que posee el grado máximo de una determinada cualidad o defecto.
Es muy importante tener en cuenta que la definición describe “el mayor grado posible… en su línea”, es decir, la perfección no es universal ya que depende de la línea de dónde se parte, lo que nos permite ofrecer  el mayor grado posible de bondad o excelencia con los recursos que se tiene al día de hoy.
El común denominador de las personas entiende la perfección como “La  ausencia total de defectos o errores”. Sin embargo, de acuerdo con el diccionario de la Real Academia de la Lengua, perfección, es la acción de perfeccionar, esto significa que la perfección es tomar una acción determinada que nos permita mejorar algo que ya fue realizado.
Confundir la perfección con el perfeccionismo, nos puede llevar a un gran bache.

De acuerdo con la psicología el perfeccionismo, es la creencia de que la perfección puede y debe seralcanzada. En su forma patológica, es la creencia de que cualquier cosa por debajo de un ideal de perfección es inaceptable. De esa forma creamos  en nuestra mente imágenes sobre cómo debería de ser nuestro negocio desde el primer día lo cual a veces nos detenga, ya que no existen o no podamos ver, o acceder a los recursos necesarios y suficientes para cumplir dichas expectativas del “debería ser así desde el día 1”. Recordar la definición de perfección, nos ayudara a sobre pasar este impasse, que es la acción de perfeccionar. Lo que significa que es un proceso de mejora constante, es decir, comienzo un negocio y voy haciéndolo mejor cada día que pasa, lo voy “perfeccionando.”
Es muy importante para este punto el conocer de dónde viene etimológicamente la palabra perfecto que es del latín  perfectĭo, que significa terminar o completar.
Para evitar la procrastinación de tu emprendimiento te recomiendo 3 cosas:
  • Hacer lo que Pablo García Cid “DIRECTOR DE CAFÉ PUNTA DEL CIELO” dijo “Comienza chico pensando en grande”
  • Preguntarte ¿con los recursos que tengo hoy, cuál es el mayor grado de perfección que puedo ofrecer en mi línea de mi negocio?
  • No busques ser perfecto, lucha por lograr la perfección.
Mi nombre es Gabriel Uribe y se que si echas a andar alguno de estos consejos tu vida laboral o empresarial tu progreso comenzará a hacerse notar increíble.
Me puedes escribir a: guribe@centrumsite.com
O seguirme en:  twitter:@GabrielUribe

Se ha producido un error en este gadget.

Twitter Updates

Twitter Updates

    follow me on Twitter